Catalunya y el derecho a decidir

25.IX.2017  Parece de obligado cumplimiento en una editorial como ésta, dedicada al comentario jurídico de noticias de actualidad, hacer referencia a los acontecimientos que están sucediéndose en Catalunya a pocos días de celebrarse un referéndum y de proclamarse por fin la independencia de un país oprimido, invadido, incomprendido, al que le están robando desde hace muchos años y que, recientemente,  ha sido tomado por las fuerzas de orden público españolas que se empeñan en vulnerar sus derechos fundamentales, entre otros, el derecho de un pueblo a decidir. Precisamente negar este derecho es negar la democracia, como dice hasta un conocido piloto de motos y si lo dice uno de éstos, que saben de rodar y rodar, y otros que salen en la tele, debe ser verdad. No obstante, vayamos al Derecho Internacional y está claro que el derecho a decidir no sólo está reconocido sino también el derecho de autodeterminación, faltaría más, sólo falta concretar si se dan las condiciones para Catalunya, seguro que sí porque fue colonizada, fuera las colonias españolas del Mediterráneo, que aquí no nos para nadie, de momento centrémonos en Catalunya, ya les llegará el turno a Ceuta y Melilla. Por fin vamos a olvidarnos de España, ya está bien del Estado español, de la transición del 78, de la herencia franquista, y de todos los fachas españoles que se empeñan en que Catalunya no sea libre y su pueblo no pueda votar, ya está bien, prou. Volvamos al año 1934 en el que ya se declaró el Estado Catalán o al siglo XVIII o a las anteriores declaraciones de independencia. En definitiva, retrocedamos y de España olvidémonos, ni pronunciar este nombre, me niego a seguir escribiendo utilizando cualquier término con esta raíz, yo la eliminaría hasta del diccionario libre lingüístico de la nueva Catalunya.

Olvidada por fin España surge una cuestión ¿Por qué si está todo tan claro Europa no reconoce el referéndum ni el derecho a decidir en Catalunya? ¿Es que el tantas veces invocado Derecho Internacional, que nadie se ha leído por cierto, consiente que se estén vulnerando tan flagrantemente los derechos fundamentales por las fuerzas invasoras? Alguno llega a afirmar que nuestras embajadas catalanas en el extranjero a cuenta del erario público (de todos los españoles por cierto) han fallado, no han sabido vender la burra porque no han conseguido ocupar escuelas extranjeras para el adoctrinamiento de niños en una historia inventada y en el odio a todo lo español y esto desde luego ha sido un fallo, pero debe haber algo más porque una cosa tan clara como el derecho a decidir y la democracia debería ser reconocida en Europa.

Como parece que esto de ir de pacifistas vende bastante no se preocupen, hay una solución, no hace falta reunir a dos mil personas para impedir a unos policías hacer un registro, ni machacarles los coches, ni acosar y coaccionar a muchos catalanes que opinan de otra manera, ni sacar a niños de las escuelas para manifestarse, ni señalar a los niños que no van a esas sentadas, ni utilizar la lengua como un instrumento de incomunicación, de exclusion social, etc. Aunque parezca increíble la solución es mucho más pacífica todavía que todo lo anterior: ante las resoluciones del Tribunal Constitucional español que niegan el derecho a decidir y tantos derechos fundamentales hasta destruir la democracia, y siendo además algo tan evidente, se puede recurrir a tribunales europeos supranacionales, esto es, a aquellos que están por encima de los tribunales españoles. Por poner un ejemplo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos obligó al Tribunal Supremo español a rectificar sus resoluciones para poner en libertad a presos etarras. Y es que negar que estamos en Europa es negar la evidencia, y retroceder al año 1934 para reclamar la independencia un anacronismo, ya no tiene sentido, así que habrá que acudir a las leyes europeas y a sus tribunales (esto es el Derecho internacional), que seguro que si han sido capaces de liberar a presos etarras lo serán también de reconocer algo tan fundamental como la libertad y la independencia a un pueblo invadido, no se sabe desde cuándo, y también oprimido, vejado, maltratado y, en estos últimos tiempos, víctima de fuerzas invasoras contrarias a la democracia.

Si les preocupa el dinero que les puede costar el recurso ante un tribunal europeo, algo que ya se ve importa mucho a los síndicos electorales catalanes que van renunciando para no pagar, no se preocupen porque somos muchos los voluntarios catalanes y extranjeros que estamos dispuestos a redactarlo gratis con todo tipo de pruebas hasta el último detalle, pues sabemos que contamos con toda su ayuda para probar la ocupación española de Catalunya, para probar asimismo todo el dinero que el Estado español ha venido robando y está robando a Catalunya, para probar incluso que Catalunya es otra cosa que nada tiene que ver con España, y puestos a probar intentaremos también que el tribunal europeo nos autorice una comisión de técnicos para determinar con toda exactitud el lugar histórico de la Cerdaña en el que Dalí puso un huevo y en definitiva para que un derecho tan básico como es el derecho a decidir sea reconocido. Es tan evidente que si lo llega a visualizar un piloto de motos no digamos ya todo un tribunal europeo, y de este modo con su sentencia de obligado reconocimiento en toda Europa podremos ir tranquilos a votar. De momento, tal y como nos han montado el referéndum es mucho más difícil y más desconcertante, hay que sortear policías y manifestantes, pacifistas y no tan pacifistas, y uno se enfrenta a la aplicación de la ley española,  de nuevo a la ocupación, se crea más fractura social, se está perdiendo mucho dinero y mucha gente se quiere ir, no quieren ser señalados por opinar diferente, ni quieren vivir en una bronca continua, se destruye Catalunya, se pierden inversiones, puestos de trabajo, oportunidades de crecer, de convivir en paz, de hacer una Catalunya libre y progresista, tomada por los mismos antisistema que viven del dinero que les da el sistema (lo de éstos es el colmo de la contradicción y la ignorancia hasta la perversion), etc.

Los dirigentes catalanes que han preferido la opción del referéndum circense y no la del procedimiento legal para el reconocimiento del derecho a decidir y a votar en un referéndum de reconocida legalidad en toda Europa, tienen una responsabilidad que les debe ser exigida. Con todo conocimiento previo, nos han abocado a votar como si fuéramos delincuentes, saltando policías y manifestantes, soportando una presión en la calle que se hace inaguantable, soportando el oprobio de ver señalado a un hermano, a una hija, a una madre porque opina de otra manera, padeciendo la vergüenza allende fronteras del paletismo que fluye por sus venas, así no queremos votar por una Catalunya libre. Si se vota se tiene derecho a hacerlo con todas las garantías, así no, esto no es votar, esto es alimentar la bronca en la calle para un referéndum que al fin y al cabo de celebrarse no tiene ningún reconocimiento legal ni en Europa ni en ninguna parte del mundo, pudiendo haberlo tenido por la vía legal europea, ahora que les da por invocar el Derecho Internacional. ¿Por qué están actuando así?

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...

Un pensamiento en “Catalunya y el derecho a decidir

  1. Andrónico Agustín

    Yo soy castellanoparlante, de una comarca de la Comunidad Valenciana, que vaya usted a saber el motivo, quedó incluida en Castellón, pudiendo haberlo estado en Teruel y con lo relacionado con «lo valenciano» solo tengo interés por proximidad geográfica y por conocer un idioma y una cultura cercana a la mía.
    Por mi trabajo, después de veinte años viendo reos cavando en los metales del Rey, no me consideraría muy «progre», es más, soy más de derechas que el grifo del agua fría.
    Aclarado esto, tengo que decir que me relaciono básicamente con Castellanos y comprendo que los ciudadanos que tienen una lengua sin estado lleguen a enfadarse y a radjcalizarse, básicamente oyendo lindezas como aquello del «habla en cristiano», o el tan sutil razonamiento de que «ese idioma no sirve para comunicarse», como si solamenteYo soy castellano parlante y con lo relacionado con «lo valenciano» solo tengo interés por proximidad geográfica y por conocer un idioma y una cultura cercana a la mía.
    Aclarado esto, tengo que decir que me relaciono básicamente con Castellanos y comprendo que los ciudadanos que tienen una lengua sin estado lleguen a enfadarse y a radjcalizarse, básicamente oyendo aquello del «habla en cristiano», como si solamente fuese posible comunicarse en lenguas de marcado carácter supranacional, pudiendo recurrir al esperanto o al latín.

    Aunque la «clave jurídica» de esta aportación sea nula, igual sirve para comprender parte del problema.

    Andro

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.